Válvulas para las máscaras acuáticas, nueva aportación de Cristo Rey en colaboración con Safran

Grupo Mag+s se suma a la solidaridad que hace frente a la pandemia
9 abril, 2020
INEA imparte formación a nueve alumnos en campamentos de refugiados
21 abril, 2020

La llamada urgente de falta de respiradores en los hospitales de España, ante la presión asistencial debida a la epidemia del coronavirus, ha sido escuchada por los profesores del Instituto Cristo Rey de Valladolid y los ingenieros de la multinacional Safran. Un equipo de 25 voluntarios -8 profesores e integrantes del Club de Robótica Cristo Rey- en colaboración con los ingenieros del departamento de I+D de Safran Engineering Services España han diseñado, con el objetivo de producirlo rápidamente mediante impresión 3D, dos tipos de válvulas para dos marcas de máscaras acuáticas, Decathlon y Cressi. Ambas piezas hacen posible dar un nuevo uso a dichas máscaras para aplicaciones de tratamientos con aerosoles.

 

La respuesta tecnológica del instituto de la Compañía de Jesús no se ha hecho esperar. El centro ha puesto a disposición de los ingenieros, tanto impresoras de tecnología FDM como SLA, que pueden fabricar piezas de forma inmediata, con una alta escalabilidad y con las características más acordes al servicio que van a hacer. De esta manera, el centro formativo, con la colaboración de Safran, podrá suministrar piezas para que los servicios de Neumología de España que así lo soliciten puedan cubrir las necesidades urgentes. Algunos neumólogos ya han confirmado el uso temporal y de manera urgente que están dando a estas máscaras ante la saturación asistencial, siempre en pacientes con insuficiencia respiratoria moderada y como respirador no invasivo. Los neumólogos no lo contemplan para darle un uso en la UCI con pacientes entubados.

 

El equipo ha conseguido desarrollar los dos prototipos con el objetivo de que se produzcan en masa con las distintas tecnologías de impresión de plástico existentes en el mercado, y cuyo diseño está a disposición de aquellos voluntarios, en especial a los equipos del Movimiento Maker, que deseen sumarse a este servicio para ayudar a la sanidad del país en estos tiempos de crisis.

 

La respuesta tecnológica solidaria del instituto Cristo Rey ha sido respaldada por una generosa donación efectuada por un gran número de personas vinculadas al centro de la Compañía de Jesús. Una llamada a la que han respondido individualmente y equipos, como ha sido el de rugby local VRAC, que se ha sumado a esta iniciativa colaborando y mostrando su apoyo. El apoyo de todos ellos comenzó primero para la fabricación de pantallas protectoras para la cara que ya se han entregado en centros de salud, a comerciantes, a agentes de policía y residencias de la tercera edad. Ahora la implicación continúa con este proyecto de válvulas.

 

 

Distribución a los hospitales madrileños

 

Este equipo de voluntarios ha donado válvulas a los hospitales de otras comunidades autónomas como Madrid, hacia donde ha salido un primer envío. Allí, una red de voluntarios vinculados a la Compañía de Jesús, entidad titular de Cristo Rey, está suministrado estas piezas y máscaras acuáticas donadas a hospitales madrileños donde ya se están utilizando. Una maravillosa red solidaria que trata de dar respuestas urgentes a necesidades urgentes.

X