Tres vidas rotas y reconstruidas desde los valores del deporte

La agricultura ecológica de INEA celebra #LosMartesVerdes
13 diciembre, 2016
Hacia una Navidad en comunidad
15 diciembre, 2016

Tres testimonios que son tres grandes lecciones. Tres vidas marcadas por la tragedia que encontraron en el deporte los valores y las claves para reconducirse. Carolina Rodríguez, gimnasta olímpica; Juanfran Martín, futbolista, periodista, entrenador… y David Rodríguez, jugador de baloncesto en silla de ruedas, han superado la dura prueba de la trágica pérdida de un ser querido o de la movilidad física gracias al deporte. Se enfrentaron a la elección víctima o luchador, y recibieron todo del deporte para optar por la segunda opción: superación, esfuerzo, educación de uno mismo, colaboración, apoyo de los suyos y una férrea formación en actitud. Los alumnos de ESO del colegio San José han escuchado atónitos sus experiencias en primera persona. Tres testimonios que han calado y que han estado ahí, en el colegio, dentro del programa de la Asociación de la Prensa Deportiva ‘Valladolid, tú eres deporte’. Encaminada a la celebración de la Gala Nacional del Deporte,  el 6 de marzo de 2017, lleva a diversos rincones de la provincia el deporte en todo su amplio sentido. Y hoy, por primera vez en un colegio, dedicaban la actividad a ‘Los valores del deporte’.

Comenzó David para quien un accidente en moto le cambió la vida.  Su vida está jalonada de premios como jugador de baloncesto en silla de ruedas que le ha regalado una vida plena. “El deporte adaptado es para que tú te adaptes a una nueva vida”, comentaba. “La silla de ruedas está en el culo, no en la cabeza”. Siguió Juanfran, futbolista desde niño. Con 15 jugaba en 3ª División, una felicidad para él absoluta. Pero con 17 perdió a su madre, a su hermana y a su abuela, “las tres mujeres de mi vida”, en un accidente de tráfico. Aquel dolor y aquella soledad las superó con todo lo que el deporte le regaló. “Me prometo a i mismo seguir dedicándome con mayor esfuerzo a la práctica del deporte”, escribió en el periódico de Segovia su compromiso. Y ahora todo lo que ganó con el deporte, una profesión, una forma de vida y unos valores, los pone al servicio creando  el ‘Observatorio de los valores del deporte’ un proyecto que implica recabar información sobre aquellos gestos que dignifican el deporte.

Cerró Carolina, gimnasta olímpica en Río, Atenas y Londres, que se ha forjado un palmarés deportivo a base de esfuerzo y de superación, dándolo todo en un minuto y medio. “El que es bueno es el que se supera a sí mismo”, decía. Y es que en esta trayectoria de 15 años, ahora tiene 30, su vida también se rompió de alguna manera con la muerte de su hermano en otro accidente. Ella lo afrontó con éxito que para ella está “en rodearte de las personas que te quieren y te impulsan a ser mejor y a superarte”.

La charla la condujo el periodista David García. Antes de comenzar, los alumnos del Sanjo obsequiaron con una camiseta del club Deportivo San José-Entreculturas a los tres deportivas en agradecimiento de este testimonio compartido.

X