San Isidro, una fiesta que pone en valor el trabajo, la cooperación y la providencia

Raúl Rico supera la meta con 4.076 euros para el SJR en Siria
11 mayo, 2016
Los universitarios conocen el futuro de las carreras: del 4+1 al 3+2
19 mayo, 2016

«Trabajo, cooperación y la providencia de Dios para recoger los frutos de nuestra vida y los de los huertos». El cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, pronunció estas palabras en la celebración de San Isidro, la gran fiesta del campo y de INEA. La Escuela de Ingeniería Agrícola de Valladolid la celebró el pasado lunes congregando a hortelanos, profesores y amigos. Además, recibió al cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, quien presidió la eucaristía dedicada al patrón del campo. Sus palabras sirvieron para poner en valor el trabajo, la cooperación y la providencia de Dios para afrontar la campaña y la vida. Destacó el trabajo de los hortelanos como ejemplo de esfuerzo, indispensable para sacar adelante cualquier proyecto de vida. Animó a compatibilizar la fe en Dios y confiar en su providencia: «Para que nos dé la fuerza necesaria con el fin de continuar con la labor diaria. Dios nos exige nuestro trabajo y esfuerzo, pero también nos cuida, nunca nos llevará al extremo aunque a veces tengamos inquietud. Tenemos que confiar porque de él recibimos el sol y la lluvia que nos permiten cultivar nuestros frutos, pero sin nuestro trabajo tampoco recogeríamos nada».

Las palabras de Blázquez se dedicaron a la humanidad y esfuerzo que hay detrás de los nuevos instrumentos de trabajo, las nuevas tecnología, y dio gracias por su valor y su presencia en el tejido de redes de cooperación entre todos: «Unamos nuestro trabajo con la providencia divina para las labores de la tierra, una tierra ligada a la maternidad porque sin ella quedaría un terreno baldío, confiemos en ella las semillas con la seguridad de que no se va a perder», dijo. Puso como ejemplo a san Isidro y habló del legado de la Compañía de Jesús, que hace 50 apostó por la fundación de INEA, agradeció su labor y el de todas las personas que han colaborado por sacar adelante este proyecto: «Hay personas que supieron leer el futuro y me alegro de que la compañía percibiera la necesidad y se embarcara en una aventura como esta».

Celebrada la eucaristía, los hortelanos recorrieron la huerta con la imagen del santo a hombros y en compañía del cardenal que bendijo los huertos ecológicos. Hubo actuaciones coordinadas por el poeta y hortelano José Antonio Serrano (Pepe Serra), de Rocieras del Camino, de la cantante Pilar Alonso, del cantaor Jesús El Mora, del guitarrista Óscar Vecino y de la poesía de Carmen García y Serra. Un bonito día para compartir y celebrar.

 

 

caredenal6

 

cardenal1

 

 

X