Red Íncola cumple 10 años acompañando a las personas inmigrantes

El presidente de la Cámara de Comercio propone en el Menéndez recuperar los valores en la empresa
29 abril, 2016
En memoria agradecida del padre Lamamié
5 mayo, 2016

Red Incola cumple hoy 10 años de vida. Nació por iniciativa de nueve instituciones -Compañía de Jesús, Dominicos, Esclavas del Sagrado Corazón, Filipenses Misioneras de la Enseñanza, Institución Teresiana, religiosas de María Inmaculada, Hijas de la Caridad, Carmelitas de la Caridad Vedruna y el Teléfono de la Esperanza- que optaron por acompañar, apoyar y servir a las personas inmigrantes que llegaban a Valladolid en 2006. Desde el principio trataron de hacer de la hospitalidad una forma de vida que no entiende de fronteras y de convertir a cada uno de ellos en habitante de pleno derecho y dignidad de Valladolid. Un íncola habitante como así se denomina en latín y que da nombre a la organización.

Ahora los hitos de su historia se pronuncian en árabe, rumano, búlgaro, mexicano, dominicano…por cada nombre propio que ha conseguido su sueño, que se han quedado para formar parte de la ciudad como un habitante más de Valladolid. Otros suenan en castellano de Valladolid, de Melilla, de Huelva, de La Coruña, de Palencia y de Segovia por donde crece desde 2013 y donde los voluntarios se hacen entender en su atención: acogida, formación, orientación laboral e integración.

Para todos y cada uno de ellos, desde Red Incola se ha expresado hoy un gracias vital que se entiende en todos los idiomas. “Porque hemos tenido la suerte de poder compartir con todos vosotros, una parte de nuestras vidas; por dejarnos acompañar y ser acompañados, acoger y ser acogidos por soñar con una hospitalidad sin fronteras; por creer en un proyecto así, por construir una sociedad diferente, por estar cerca en los momentos difíciles y celebrar la Vida desde la interculturalidad y porque cada saludo, cada gesto, cada palabra, cada caricia, es un paso para el encuentro con el otro”.

 

IMG_20160504_111929

X