Por la dignificación del empleo en el hogar de las mujeres migradas

INEA comienza la campaña para promocionar el consumo del agua del grifo
20 febrero, 2019
Los cuentos que rompen tabús
5 marzo, 2019

El informe ‘Visibilizar lo invisible. Mujeres migradas y empleo del hogar’ es resultado de un intenso trabajo de entrevistas personales y encuestas entre las mujeres migrantes empleadas en el hogar y en cuidados que acompañan cuatro entidades del país, pertenecientes al Servicio Jesuita al Migrante, entre las que se encuentra Red Incola. El informe tiene como objetivo el reconocimiento y la dignificación de un trabajo que sufre las vulneraciones de los derechos laborales y humanos más fundamentales, como así recoge. Todo un informe jalonado de desigualdades siendo más frecuentes en Valladolid la denegación de los descansos de dos horas al día obligatorios o de las 36 horas semanales, que se reducen a 24 horas; el impago de un festivo trabajado; tareas no acordadas previamente añadiendo más labores y más personas a su cargo; el no reconocimiento salarial cuando las personas que están a su cuidado pasan a ser dependientes; desprecios y vejaciones por el hecho de ser migradas. La Fundación Red Incola presenta este informe en el contexto de las XII Jornadas de Migración como parte de su compromiso con este colectivo que representa el 40% de los empleos gestionados desde la ONG. Un colectivo vulnerable por la falta de profesionalización, de reconocimiento y porque las propias mujeres no encuentran otra salida, incluso interiorizando las vulneraciones como parte del trabajo.

Actualmente, aumenta la empleabilidad de este colectivo y este estudio además de reflejar  las vulneraciones detectadas por las cuatro entidades de la red, propone recomendaciones para revertir las situaciones negativas detectadas. La Asociación Claver de Sevilla, de la Fundación Social Ignacio Ellacuría de Bilbao, Centro Pueblos Unidos-Fundación San Juan del Castillo de Madrid y Red Incola aportan cada una su rica experiencia con las particularidades de cada vocación: acompañamiento, gestión de ayuda, apoyo integral y la acción mediadora.  La investigadora Pilar Cruz Zúñiga, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, María Miranda responsable del área laboral de Red Incola y Argentina Mateo, mujer migrante y profesional de empleo de hogar, han contextualizado los resultados en una realidad cambiante: aumento de situaciones de irregularidad; crecimiento de la economía sumergida; reducción de jornadas ante la reciente subida del sueldo mínimo interprofesional incluso rescisiones de contratos.  Todas ellas son circunstancias preocupantes que se suman a las condiciones laborales vulneradas por los empleadores y por el conjunto de la sociedad: una empleada del hogar no tiene derecho al paro una vez ha terminado su trabajo por cualquier causa.

Por eso, el informe es una denuncia, es un trabajo para visibilizar lo invisible y a la vez es el reflejo del esfuerzo de las entidades por instaurar buenas prácticas para proteger de situaciones de vulneración de derechos y acompañar sus luchas. Desde Red Incola se intensificará la defensa y asesoramiento legal de las mujeres empleadas del hogar a través de una abogada y reforzará sus programas de formación y de acompañamiento personal. La profesionalización del sector será el camino para ganar en reconocimiento de derechos y deberes por todas las partes, empleada y empleadora, y con ello, una mayor garantía de respeto y dignidad.

 

El informe puede encontrarlo aquí.

X