#NoEstasSolo, el refugio de la compañía

Cristo Rey, al servicio de la Sanidad en su lucha contra el coronavirus
23 marzo, 2020

Una soledad impuesta aliviada por un gran equipo de voluntarios. #Noestassolo es un proyecto de la Compañía de Jesús que aflora en tiempo de silencio, de coronavirus, de aislamientos para recuperar la escucha, el encuentro a través del teléfono, del ordenador… Un gran equipo del que forman parte diversos vallisoletanos amigos: Margarita Balsa, Miguel Boronat, Pablo Jordán, Álvaro Lobo, Alberto Cano, María Miranda, Chus Landáburu…Los voluntarios ofrecen compañía como el refugio donde compartir lo que somos, “mi fragilidad, mi escucha, mi empatía y hacerle ver que me importa, que no es «un@ más», explica Marga, profesora de Cristo Rey.

Salir al encuentro telemático del aislado, es complicado pero posible posible. Dos desconocidos conectados, conociéndose personalmente y abriéndose en la fragilidad: “Lo importante es que nos sintamos cómodos a la hora de compartir”, indica Pablo, que reside ahora en Madrid.

Durante la charla se intuyen las primeras necesidades: “Comprensión… más que ‘ánimos’ (aunque también)», explica Miguel, psiquiatra jubilado. «Comprensión de sus sentimientos. Comprender su miedo; ayudarle a descubrir su esperanza… más que darle nuestras esperanzas; y, aunque difícil en una conversación telefónica, invitarle y ayudarle a meterse dentro de sí mismo, reflexionarse, para hacerle capaz de conocerse mejor, especialmente en lo positivo que tiene…”. Para Miguel Boronat no es fácil, de verdad, pero en el fondo es lo que venimos haciendo todos en nuestras ‘charlas de café’, casi todos los días, cuando hablamos de cualquier tema…

“¡Propongamos hablarnos de nosotros! un ratito…; de nuestro sentido de la vida…; de nuestra fe (en lo que creamos cada uno)…; de reconocer nuestra trascendencia… Invitarles a participar en esa Eucaristía, después del aplauso que damos en los balcones”.

X