Más que salud, reavivar la vocación en clave ignaciana

Heridas y sanaciones de la migración
17 febrero, 2017
INEA defiende una tecnología y una agricultura diseñada para mejorar «el todo»
21 febrero, 2017

Más que salud (MQS) lleva su propósito en el nombre: la búsqueda más allá de la salud del paciente.  Es tratar de mantener los ojos abiertos durante ese día a día en el hospital, en la Facultad de Ciencias de la Salud, en la atención sanitaria y convertirlo, también, en tiempo de encuentro con el otro y con Él. Este año se acaba de celebrar esta convocatoria en Salamanca y se ha dividido en dos niveles. El primero, en su tercera edición, invita a reflexionar sobre la atención sanitaria a través de testimonios. Sus tareas, sus compromisos y sus miradas guían esta vocación sanitaria cuando se está estudiando o cuando se dan los primero pasos profesionales.  El segundo, nuevo, es el MQS 2.0. Éste guía hacia el interior de cada uno para que desde dentro se renueve la vocación sanitaria, marcada y herida por la realidad hospitalaria, por la burocracia o por la sanidad defensiva. El MQS 2.0 proporciona ese tiempo de silencio en clave ignaciana para reconectar con la vocación.

MQS 1.0 es escuchar. Es compartir. Para una de sus participantes, Camino, esta experiencia ha sido “reconfortante”. “Anima mucho”, dice, “porque todos los participantes, de muchas partes del país y en distintas etapas de sus estudios y su trabajo, buscamos lo mismo: encontrar a Dios en esta vocación que nos une”. Escucharon los testimonios como los de la enfermera Blanca Egea, del médico Claudio y otros profesionales compartiendo sus inquietudes y sus compromisos desde la fe con lo que hacen día a día. “He aprendido a reconocer mis debilidades y mis fortalezas y cómo es bueno que sean distintas entre nosotros. Lo que hoy es una debilidad puede convertirse en una virtud”.

MQS 1 2017

MSQ 2.o es reflexionar. Es orar. Es ver a Dios en todas las cosas. Por eso Elisa, residente MIR, reconoce que después de este tiempo personal y reflexión, el fruto es muy valioso: “Más vocación y menos rutina”. Ha revisado ese día a día a través de gestos, de cuidados, de acciones concretas como el cuidado, de actuaciones médicas como la auscultación y en cada uno ha tratado de ver a Dios. Y en aquellas situaciones que no se logran entender, cuando el dolor ocultaba su presencia, Elisa se ha dejado sorprender. Todo un regalo.

 

MQS2 2017

A los dos les une vocación, sentido y muchas personas que están detrás y que lo apoyan: Oficina Magis, la parroquia de El Milagro de Salamanca, el Centro de Espiritualidad y el Grupo de Comunicación Loyola.

X