Los Ejercicios Espirituales a la luz de la Laudato Si´, una experiencia que completa

Fiesta de san Ignacio, una invitación a la seducción, la bondad y la totalidad
1 agosto, 2019
Una web con las fuentes de Valladolid para ahorrar plástico: https://rellena.es
5 septiembre, 2019

Una experiencia ofrecida desde la casa de ejercicios de Celorio en la que participa una representación de la PAL de Valladolid: los Ejercicios Espirituales en clave ecológica en un  entorno maravilloso y especial. José Ignacio García y Félix Revilla guiaban la experiencia de Ignacio de Loyola a la luz de la Laudato Si´. Y ambas se completaban: “No es difícil encontrar los puntos en común desde el Principio y Fundamento a la contemplación para alcanzar Amor, explica Félix. Una conexión viva en conceptos como «amar, hacer reverencia y servir», «usar de las cosas tanto cuanto» , «contemplativos en la acción», «presencia habitada y trabajada de Dios en las criaturas», “las dos banderas”, las tres maneras de humildad, los binarios, la mirada de Jesús sobre el mundo y la historia y tantas otras. Conceptos que encuentran en la Laudato Sí un acomodo extraordinario y natural.

Elena López, experimentada en Ejercicios Espirituales, reconocía que la clave ecológica completa la experiencia porque lo que parece que son temas diferentes en realidad uno y otro forman parte de la propia vida. “Muy rico y gratificante recibir de Félix y José Ignacio ese amor por la tierra y el mundo, por este regalo”, decía Elena. “Tomar conciencia del mundo, de otras poblaciones, de otras comunidades”. Reconoce que entre los 18 participantes, dos jesuitas y el resto laicos, se ha formado una comunidad preocupada por lo mismo. “En silencio se va potenciando y se va construyendo la comunidad”. La mayoría eran padres y madres de familia pertenecientes al sector de Educación y CVX, ligados a los colegios de la Inmaculada de Gijón y San Ignacio de Oviedo. El resto de Valladolid, Bilbao y Madrid. La posibilidad de compartir la vivencia personal y los trabajos en que cada uno desarrolla su actividad, junto con algo de formación a través de las «pláticas» ha permitido fortalecer el grupo.

La casa de ejercicios de Celorio va a seguir ofreciendo esta experiencia, donde también la presencia de algunos jesuitas jóvenes adultos es bienvenida.  El grupo será siempre reducido en torno a las 20-22 personas. La cuarta preferencia apostólica de la Compañía nos pide un esfuerzo por tener una experiencia espiritual y mística de esta urgencia del mundo actual. El próximo año, Dios mediante, será a finales del mes de julio y Manolo Rodríguez Carrera la persona responsable de reservar las plazas.

X