Los colegios jesuitas refuerzan su sintonía con la misión de la Compañía de Jesús

Cuaresma, un camino de ida al corazón y de vuelta a la reconciliación
27 marzo, 2019
La oración en los grupos FyD como experiencia de búsqueda y de diálogo
2 abril, 2019

Los claustros de San José y de Cristo Rey se reunieron ayer en una sesión que presidió el coordinador de la Zona Centro Noroeste José Guerrero. En la sala de conferencias del Insituto Politécnico de Cristo Rey Guerrero profundizó en el reto que tienen los centros educativos de la Compañía de Jesús: su servicio a la misión. Por ello, presentó un documento desde donde se analizará la propia realidad de los colegios de la Compañía y en el que los dos centros de Valladolid comenzarán a trabajar el próximo curso.

“Queremos contestar una pregunta que muchas veces nos hacemos: ¿Qué quiere la Compañía de mí?”, señaló Guerrero. Con el objetivo de responder a los nuevos desafíos de la educación y la realidad de cada colegio, esta propuesta pretende recoger las características propias de los centros educativos de la Compañía, ser una ocasión de crecimiento en respuesta a la misión, servir de formación a los colegios y ser capaz de desarrollar una herramienta de evaluación.

Para cumplir con estos propósitos, el documento presentado por Guerrero consta de dos partes. Una primera introductoria a la tradición educativa ignaciana y otra segunda con doce rasgos de las obras de la Compañía. “El objetivo es que los centros sean conscientes de sus puntos fuertes y débiles”, añadió el coordinador de la Zona Centro Noroeste. Con este planteamiento se pretende que cada colegio, manteniendo su identidad e independencia, cumpla con la misión de la Compañía de Jesús, que no es otro que estar al servicio de la Fe y la promoción de la Justicia.

 

X