La transformación a la luz de la Laudato Si´

Unidos por el Camino de Santiago
5 julio, 2018
INEA-Universidad Pontificia Comillas impartirán un nuevo Grado
24 julio, 2018

Una conversión ecológica a la luz de Laudato Si´que se concreta más en las obras que en las palabras.  Así ha sido esta semana Teórico-práctica de Conversión Ecológica en INEA. Religiosos y laicos de seis países distintos – Colombia, Argentina, Chile, Ghana, Brasil y de España – han puesto fin a este cuarto encuentro con la fecha para el quinto ya fijada en el calendario 2019: del 5 al 7 de julio retiro en clave de ecología integral para los participantes veteranos,  y del 7 al 14 de julio de 2019 para los que se incorporan por primera vez. Esa es una muestra más de que esta propuesta nacida en el entorno de los Huertos Ecológicos de INEA se consolida y que la llamada de Laudato Si´ sigue viva. Una vida distinta, en clave de fe y en respuesta a la encíclica del cuidado de la casa común. Un tiempo especial y necesario para integrarla en el día a día, como parte de una vocación integral. Bajo la coordinación de la teresiana Conchi Peláez y José Eizaguirre, la convocatoria del próximo año llevará por nombre Semana de Ecología Integral con Laudato Si´, porque la experiencia es rica para religiosos y también para laicos y cuya convivencia abre horizontes.

Los múltiples acentos han demostrado que no hay fronteras para compartir los retos. Muchas sensibilidades y distintos carismas compartían los interrogantes: adoratrices, dominicas de la Enseñanza, teresianas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, religiosas marianistas, de la Compasión, oblatas, siervas del Espíritu Santo, religioso del Verbo Divino….Una suma que enriquecía el encuentro. “Para mi es importante escuchar lo que piensan los laicos”, comentaba una de las religiosas después de visitar la oficina de Rezandovoy. La oración, la meditación, el paso del tiempo en contacto con la naturaleza en un entorno especial son claves de esta semana para sentir desde dentro la transformación. Por su parte, los laicos se mostraban satisfechos de la sintonía con los religiosos por compartir experiencias tan sencillas como el reciclaje, cocina responsable, talleres creativos, charlas. Entre todos han encontrado estilos de vida de los que dejarse guiar. Han interiorizado otros comportamientos aplicables en sus comunidades, aunque sea tarea difícil romper las inercias. Y han compartido vida solidaria, saludable y sostenible.

X