La responsabilidad frente a las redes sociales

De Sinclair a Óscar, CVX en Valladolid renueva Presidencia y consolida sus compromisos
16 marzo, 2018
La contemplación de las tres heridas: vida, amor y muerte
20 marzo, 2018

Un delito y mismas consecuencias jurídicas en la vida real y en el mundo virtual. Un insulto, una amenaza, una acusación falsa o la incitación al odio es tan delito hacerlo cada a cara como a través de las redes sociales. En el Menéndez Pelayo se han empapado a fondo sobre la responsabilidad  jurídica frente a un mal uso de las redes sociales. Javier Arroyo Gurdiel, abogado de Valladolid, habló la semana pasada a los residentes sobre las actividades ilícitas en las redes sociales. En primer lugar diferenció las actuaciones según su repercusión: unas pueden tener consecuencias puramente civiles por vulneración del honor o la intimidad, fundamentalmente, y aquellas que llevan aparejadas consecuencias penales.

En una red social se pueden dar varios supuestos respecto a un perfil: invención de un perfil no es ilícito. Suplantación de un perfil, tampoco lo es aunque con ciertos “peros”. Lo que sí es delito es la usurpación de la personalidad de otro, es decir, entrar en el perfil de alguien con o sin su consentimiento y hacer uso del mismo vertiendo opiniones y utilizando la misma. Comentó la sentencia del Supremo por una usurpación en twenty de una menor con una condena a internamiento e indemnización económica por la familia. O el caso en un divorcio en el que el marido accedió sin consentimiento en el móvil de la mujer y obtuvo fotos y documentos que posteriormente aportó en el juicio. Este es otro supuesto de apropiación de información sin mediar autorización.

Los casos de sexting, difusión de imágenes, videos, sonidos que una persona en la intimidad envía a otra y ésta difunde a una tercera persona y todas las que la difundan posteriormente, es un ilícito penal. Arroyo desgranó diversas condenas por cada actuación ilegal incluyendo un paradójico caso de una inclusión sin permiso en un grupo de wassap  que fue considerado como delito. Como conclusión comentó que mucho ojo con lo que se comparte en las redes, se tenga bien claro que nivel de privacidad se está utilizando y cambiar las claves cada cierto tiempo.

Muchos interrogantes al finalizar la charla: ¿Cómo se actúa en caso de que un ilícito tenga parte penal y civil?, ¿Cómo borrar la huella digital que tenemos en internet? ¿Si grabo la ejecución por parte de otros de un delito y lo cuelgo en una red infrinjo alguna norma? ¿Si en un grupo de wassap  se comenta la comisión o futura comisión de un delito como debo actuar? ¿Si alguien me amenaza puedo grabarlo o la protección de datos no lo permite?…

 

 

X