La donación de sangre, otro gesto solidario

Tú cuentas, un proyecto con canción de Celtas Cortos para sensibilizar sobre el acoso en el Día de la Paz
14 enero, 2019
Comunidad de paz, semilla de la casa común
25 enero, 2019

Una donación para tres pacientes. Mientras Dani -estudiante de 2º de Electromecánica de Cristo Rey- se tumba y espera paciente al final de la extracción de su sangre, las enfermeras del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León,  Cristina, Belén y la médico Maite, le explican cómo se sirven de la tecnología para dividir la sangre. Plaquetas, hematíes y plasma. Desde las 9 de la mañana a las 14h. el aula del Instituto Politécnico de Cristo Rey se convierte en una unidad móvil de donación de sangre. Una semana de sensibilización, de información y de donación organizada. Los resultados son muy bien valorados: cada día unas 30 donaciones. 120 unidades. 360 pacientes. Se suman a estos resultados, las futuras donaciones de nuevos donantes porque muchos vuelven a hacerlo en otros lugares. Y sobre todo, se suma la sensibilidad creada ya en este colegio hacia la cultura solidaria. La opción del otro.

En el aula también se encuentra Félix, abuelo de uno de los alumnos de Primaria de Cristo Rey y miembro de la Hermandad de Donantes. Trabaja de voluntario animando, ofreciendo bocadillos y agua y al servicio del equipo del colegio.

Organizadamente van pasando los alumnos del centro mayores de 18 años. Los profesores y los padres. «Es un chollo», dice la madre donante de dos hijos de Primaria. «Más fácil imposible». Las profesionales asienten. Están satisfechas de los resultados y de la manera de proceder. La manera de llegar escalonada, por turnos y ordenadamente facilita la tarea. Como recompensa a los donantes, el bocata después de la extracción. Alguno ha tenido que comerlo antes porque llegaba en ayunas cuando lo más conveniente es presentarse bien desayunado.

La campaña de Cristo Rey termina el viernes. ¡Animo!

 

X