La contemplación de las tres heridas: vida, amor y muerte

La responsabilidad frente a las redes sociales
20 marzo, 2018
La conversión por la atracción del Amor
23 marzo, 2018
Con tres heridas. Cuaresma 2018, camino de conversión. Así titula Toño García SJ su intervención de mañana en la iglesia del Corazón de Jesús, a las 19.30h. Tres heridas inspiradas en el poema de Miguel Hernández, Las tres heridas: Con tres heridas yo // la de la vida, la de la muerte, la del amor”. No se trata de heridas físicas en la carne, sino de heridas personales, heridas que dan que pensar: “¿En qué sentido, pues, la vida es una herida? ¿Y el amor? ¿Y la muerte? ¿Y por qué hacen pensar contra todo intento de acallarlas?”, se preguntará durante la charla.
Primero, plateará sus reflexiones desde las perspectiva más bien antropológica y le seguirá otra centrada en Jesús: ¿Cómo vivió el propio Jesús estas mismas tres heridas que también hicieron mella en él como humano que era? Toño buscará la respuesta en el Evangelio. Una respuesta abundante y clara… “Entonces, ¿convertirnos a Cristo no equivaldrá a vivir esas tres heridas –vida, amor y muerte- como las vivió Jesús?”, se pregunta.  “Alto soy de mirar a las palmeras”, escribió también Miguel Hernández. Se trata de una expresión poética de lo que Ignacio de Loyola espera de la contemplación, tal como él la describe: …”que de tanto ver, oír, mirar a Jesús viviendo esas heridas, pueda llegar, por su gracia, a vivirlas como él.
“Tu imagen sobre mí bastará para cambiarme”, dijo de otra manera el P. Arrupe. En eso va a consistir la conversión (suh, girarse en hebreo) a Jesús.

X