La clave de Más que Derecho: vestir con los zapatos de la persona que tienes enfrente

Formación fuera del aula: la javierada y la intercolegial
28 febrero, 2018
INEA celebra #martesverdes con una jornada sobre el ahorro energético en viñedos y bodegas
6 marzo, 2018

Estudiantes del ámbito del Derecho se han dado cita en Salamanca hace unos días para compartir inquietudes y reflexiones en torno al ejercicio de su profesión en clave de fe. “Hacen falta cristianos apasionados en la profesión jurídica”, reza el lema. Participaron jóvenes de distintos lugares del país, entre ellos del Centro Loyola de Valladolid. Esta es la experiencia de una de las participantes, Beatriz Abril. Gracias por compartirlo:

«Siempre he tenido muy claro que no quería que mi fe y mi trabajo fueran por caminos diferentes, y esta es la idea que resonaba con MÁS fuerza en mi cabeza los últimos meses.

Cuando sigues estudiando parece que es más fácil seguir con tu “rutina de fe”, pero cuando empiezas a trabajar te das cuenta de QUE esto cambia y ahora es cuando realmente toca poner más de tu parte para dejar que Dios de sentido y se haga más humano en cada cosa que haces.

En la carrera aprendí a estudiar, a hacer exámenes orales, a trabajar en equipo…, pero lo que no me enseñaron en la Facultad es que el DERECHO sirve para resolver los problemas de los demás; ni tampoco me dijeron que detrás de cada asunto que te encargan hay una persona y no un simple número. Nunca me dijeron que más allá de lo jurídico hay un encuentro real entre dos personas, abogado y cliente.

Este encuentro me ha servido para hacerme más consciente de que la clave está en vestir con los zapatos de la persona que tienes en frente, y actuar desde la prudencia y la humildad porque sólo así podré ser mujer para los demás».

 

Beatriz Abril Garrido

Centro Loyola

X