La apuesta por la pequeña y mediana empresa: “El trato es más cercano y personal”

Un alumno de Cristo Rey gana el premio provincial de ‘Carta a un militar’
14 febrero, 2017
Ofrecen los cursos de vida de pareja de Ignacio Marquínez en Valladolid
15 febrero, 2017

Jefe de Administración de los hoteles Atrio y Catedral y defensor del trato cercano y personal a los trabajadores. José Luis González Martín compartió ayer con los residentes del colegio mayor Menéndez Pelayo su vida laboral y sus inquietudes profesionales y personales, para que su experiencia pueda servir de guía a estudiantes de ADE y otros grados de la rama empresarial: “La gran empresa puede proporcionar prestigio e incluso mejores salarios pero también un trato más impersonal y mayor presión”, dijo.

Comenzó hablando de su trayectoria académica. Primero estudió un Grado Superior y desde ahí pasó a la Diplomatura de ADE. Curso por año, obtuvo después la Licenciatura. Su primer contacto con la empresa comenzó con las prácticas en su ciudad natal, Palencia, en una empresa de café. Allí le contrataron para cubrir una baja de una compañera y cuando se acabó echó curriculum en un gran número de empresas y entregó a profesores de la Facultad con actividades empresariales. A través de esta vía surgió su trabajo actual de administrador de los hoteles Atrio y Catedral.

Su trabajo consiste en llevar la contabilidad de la empresa: facturación, compras, IVA trimestral y anual, retenciones de IRPF, pagos y cobros, cuentas bancarias, Impuesto de Sociedades… Las  nóminas y los seguros sociales están externalizados, podría llevarse desde la administración lo que obligaría a estar muy al día de la legislación. Su responsabilidad no acaba ahí. Actualmente se ocupa de la coordinación del trabajo de los empleados.

Como recomendaciones a los futuros profesionales: estudio del inglés, mínimo un nivel B2, y búsqueda de buenas prácticas para el final del Grado, preferiblemente, en el extranjero, o en todo caso, que hagan el último curso de Erasmus en el extranjero: “Desenvolverse solo es muy importante”, aseguraba.

Comentó que los puestos intermedios y altos en las empresas implican más salario, pero también más responsabilidad y por lo tanto, menos “comodidad” a la hora de trabajar al tener que asumirlas. Depende de cada uno el querer crecer o no dentro de la empresa saliendo o no de la zona de confort personal. A él le gusta trabajar en la pequeña o mediana empresa dado que el trato es más cercano, familiar y en los tiempos de crisis los trabajadores son personas y no simples números.

X