INEA y Diputación de Valladolid abordan los desafíos del futuro de campo

La Semana de Biblia estará dedicada a los Salmos, joyas poéticas de la humanidad
21 noviembre, 2018
Adviento y Navidad, un tiempo especial que une a una gran comunidad
29 noviembre, 2018

INEA y la Diputación de Valladolid colaboran en un proyecto de investigación y difusión sobre cultivos alternativos en la provincia. Un trabajo cuyo fruto está reflejado en la web cultivosalternativos.es y que este martes los alumnos de la Escuela de Ingeniería Agrícola y el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, han tenido la oportunidad de conocer. El encuentro se ha celebrado en el Aula INEA, un encuentro semanal fijado para #LosMartesVerdes y del que este último destacaba por su  carácter especial: compartir interrogantes sobre el futuro del campo entre los estudiantes de Ingeniería Agrícola y Agroambiental del centro adscrito a la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y el máximo responsable de la política provincial. Entre los desafíos más presentes: la despoblación, las políticas de desarrollo rural y de desarrollo sostenible y otras actuaciones en beneficio del campo. “Si algo tiene nuestro mundo rural es que no se deslocaliza. Estamos haciendo una agricultura de calidad, y buena prueba de ello es esta Escuela, que nos conduce de una agricultura tradicional a otra que promete productos agroalimentarios de calidad”, reconocía el presidente de la Diputación. En su defensa de un futuro “de éxito” que le depara al campo de la provincia, Carnero tiene claro quiénes son los auténticos valedores: los jóvenes.

La web es un servicio a la comunidad agrícola de la provincia y de Castilla y León como herramienta para la toma de decisiones de explotaciones futuras. La introducción de una mayor diversidad de cultivos es un valor por lo que supone de  innovación, rentabilidad e ilusión.  Pistacho, alpiste, mijo, lavandín, almendro, trufa negra, olivos….así hasta 16 cultivos alternativos pueblan los campos de la provincia según este estudio. Y ahora, gracias a esta herramienta, puede conocerse su comportamiento ante el futuro ante el cambio climático  y su rentabilidad. Dunia Virto y Maria Antonia González explicaron los aspectos desarrollados en el proyecto. El debate se adentró en ese futuro incierto por que unos apuestan como futuros profesionales y otros como responsables de políticas que incentiven la vida en el mundo rural. “Creemos que es muy importante para los alumnos participar en sesiones como esta. Principalmente porque para ellos es muy importante el futuro del medio rural y este proyecto está muy ligado a él”.

X