Fiesta de san Ignacio, la alegría del reencuentro

INEA celebra la graduación de grados y posgrados con mascarilla y al aire libre
18 julio, 2020

Aún convalecientes y expectantes por el proceso de la pandemia, la fiesta de san Ignacio es, en este 2020, toda una invitación al reencuentro de la comunidad ignaciana de Valladolid y a la despedida agradecida de quienes han sufrido el zarpazo del coronavirus. Una llamada a celebrar juntos, con mascarilla y distanciamiento social, la eucaristía de acción de gracias como cada 31 de julio, por tanto recibido, vivido y compartido, a la luz de san Ignacio de Loyola. La misa será a las 20.15h. en la iglesia del Corazón de Jesús de Ruiz Hernández.

Estos meses han dado un giro a los ritmos vitales y a las obras y la figura de Ignacio de Loyola sigue siendo iluminadora en tiempos de pandemia. Sobre los interrogantes que arrojan los tiempos del coronavirus, surgen posibles respuestas con las que aterrizar, orar, acompañar y vivir al estilo de Ignacio todos los cambios y las dificultades.

 

Tanto personal como colectivamente necesitamos ser detenidos por una fuerza mayor para cambiar de nivel de conciencia. Como esto no lo hacemos voluntariamente, se requiere de un agente poderoso, proporcional a nuestras resistencias. Para Ignacio, fue la bombarda de cañón. Para nuestra sociedad, ha sido la pandemia. Que esta interrupción sea una maldición o una bendición dependerá de cómo estemos reaccionando ante ella, tanto personal como colectivamente. En Ignacio, la herida se convirtió en apertura y escucha. Su postración durante nueve meses hizo que empezara a descubrir el paso de hacer a dejarse hacer. La enfermedad se convirtió en maestra. Cada vez que lo olvidaba, la vulnerabilidad volvía para salvarle de la omnipotencia y le acercaba a los valores del Reino. ¿No es esto lo que
nuestra sociedad ha empezado a descubrir durante los dos meses de confinamiento? ¿No es esta la oportunidad que seguimos teniendo al experimentar nuestra vulnerabilidad colectiva?

La enfermedad como camino en san Ignacio, de Javier Melloni para la revista Manresa ‘Espiritualidad ignaciana y pandemia’

X