Escolares de Cristo Rey y de las aulas hospitalarias simulan una misión a Marte para aprender robótica

Rezandovoy, premiada por la revista alandar
17 junio, 2016
Más de 60 millones de refugiados, una realidad que busca respuestas
22 junio, 2016

Misión a Marte es un proyecto educativo de colaboración entre los alumnos de ESO del Instituto Politécnico Cristo Rey y escolares ingresados en los centros hospitalarios de Valladolid basado en el aprendizaje de robótica básica educativa. De esta manera, el Club de Robótica CRoboTs del colegio disfruta de una motivación extra ya que comparte fuera del aula sus avances y se vincula a la realidad de niños y niñas que padecen una enfermedad crónica. Por otro lado, este proyecto quiere servir como vía terapéutica a aquellos niños que no sólo deben afrontar su contexto de enfermedad, sino también enfrentarse a la incidencia de la hospitalización en los contextos escolar, social y familiar.

Todos los alumnos participan en una exploración espacial a Marte. Un juego de rol que les invita a adoptar dos papeles: primeros exploradores que pisan el planeta y técnicos de control de misión en la Agencia Espacial Europea. A través de distintas actividades, los alumnos hospitalizados aprenden a construir y programar robots con la ayuda de los miembros de CRoboTs, siguiendo las instrucciones y manuales que les envían a través de diferentes canales: redes sociales -youtube, facebook y twitter- y a través del blog Misión a Marte.

El proyecto ha recibido diversos apoyos. La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León lo ha reconocido como uno de los proyectos de innovación con una financiación de 1.200 euros. Por otra parte, la Agencia Espacial Europea ha apoyado con la donación de material didáctico. Misión a Marte cuenta además con la voluntad de colaboración de los hospitales Clínico Universitario y Río Hortega de Valladolid. Los profesores que atienden las aulas hospitalarias recibieron cursos específicos para poder desarrollar esta actividad. Desde esta semana ambos equipos han entrado en contacto y comparten el juego.

 

Artículo publicado en El Norte de Castilla el sábado, 16 de junio de 2016

 

X