Emilia Arija presenta su disco Imperfecta en un concierto a favor de Entreculturas en Haití

Ofrecen los cursos de vida de pareja de Ignacio Marquínez en Valladolid
15 febrero, 2017
Heridas y sanaciones de la migración
17 febrero, 2017

La cantante palentina Emilia Arija ofrecerá un concierto de su nuevo disco Imperfecta cuyos beneficios irán destinados a apoyar proyectos educativos de Entreculturas en Haití. Será el próximo sábado, 18 de febrero, en la Sala Borja a las 20h. Imperfecta es su segundo disco en solitario y está compuesto de 14 canciones fruto del trabajo de equipo de músicos y compositores profesionales que han colaborado desinteresadamente. Muchos de ellos le acompañarán en la noche del sábado. El disco colectivo, como ella lo define, se fraguó desde el principio como un trabajo con fines sociales: todos los beneficios están destinados íntegramente a programas de desarrollo. La productora, Assisi, se hizo responsable de los gastos de producción y una vez sufragados, los beneficios van destinados a otros proyectos, “porque es lo justo y porque yo no lo necesito”, dice. Con su donación a los programas de Entreculturas en Haití ella responde a su compromiso de “dar la vuelta a este mundo” desde la educación: “Dar la oportunidad de un futuro y permitir que los niños sean niños”. La ONG jesuita ha intensificado su labor en este lugar del mundo a raíz de los efectos devastadores del huracán Matthew en octubre de 2016 para mantener abiertas las 17 escuelas con 4.000 escolares de su socio local Fe y Alegría.

Para Emilia Arija Imperfecta es un regalo cuyo título descubre una intimidad suya: “Cuando estás en el escaparate te toman como referencia y tienes que ser perfecta todas las horas del día y esa mentalidad hace daño porque tenemos nuestras debilidades y tenemos derecho a ello. Las grietas son necesarias porque te ayudan a crecer. Darte el lujo de perdonar y de perdonarte tú, que es lo más complicado. Pero así es como se me quiere, desde arriba y desde alrededor. ¿Quién soy yo para exigirme una perfección absoluta?”, se pregunta.

Comprometida con su tiempo, Emilia canta con voz cálida aquello que le afecta y le duele por dentro. Así lo ha hecho desde sus comienzos, como miembro de Brotes de Olivo, en Palencia, y después en el dúo Alberto y Emilia, desaparecido cuando ella se quedó embaraza y perdió la voz, hace 18 años. “Los dos tomamos conciencia del compromiso de utilizar la música como medio de comunicación de contar cosas diferentes”. En 2007 regresó a la canción de estilo propio con el disco Sobre las ruinas y siguió con su vocación  musical de manera comprometida y solidaria, sin caer en las exigencias de una profesionalidad que le provocaría renuncias incuestionables. Ahora con Imperfecta canta con profundidad a muchas «esperanzas» que parecen secuestradas: “Canto lo que canto porque conecto con lo que cuenta. Me ha tocado hacer el esfuerzo de mirar dentro y buscar qué contar en las canciones de encargo”.

X