Un canto a tres voces

El Taller de Oración guía en la búsqueda de un modo de orar personal
17 noviembre, 2016
La visita del delegado de Pastoral, un testigo que construye red
23 noviembre, 2016

El Taller de Coro del pasado fin de semana significó muchas cosas para los 26 participantes que acudieron hasta INEA: canto, interpretación, música, encuentro, oración…un valor especial para cada uno de ellos. Aquí, tres de ellos comparten desde dentro su experiencia y juntos los tres testimonios conforman un mensaje a tres voces: gracias.

«Me siento afortunada por haber participado en el Taller de Coro que se realizó el segundo fin de semana de noviembre. Por haber formado parte de esa conjunción de afinadas  y emocionadas voces que transmiten Verdad y Fe. Eso las convierte en algo más que preciosas melodías, las convierte en oraciones llenas de sensibilidad. Con ellas nos invitan a, acercarnos más al Creador. Sonidos, intenciones y mensajes que salen de lo más profundo de cada intérprete y que me recuerdan que de dónde salen y dónde me llevan es el mismo sitio. Tú. Y llego a la conclusión de que todo es muestra de tu mano, de tu acción y de tu presencia en cada uno de los que forman esa familia que es el Coro de Nueve y Cuarto. Alguien me preguntó al final del encuentro si se habían cumplido mis expectativas. Yo sólo puedo responder “Se han superado. Gracias por haberme enseñando tanto con tus sencillos gestos y cantos”.

                                                                                                                             María Fernández Gago

 

«Es mi primer año en el coro, tuve algunas dudas al principio de si ir al taller porque no conocía a casi nadie, a pesar de ello, me sentí integrado en el grupo desde el principio. El taller de coro ha sido una experiencia magnífica, en la que no solo me lo he pasado genial cantando y aprendiendo nuevas canciones, sino que también he conocido a mucha gente nueva magnifica.

El taller me sirvió además para realizar una aproximación a Dios de una manera diferente, a través de la oración en forma de canción. Una forma diferente de conocer a Dios. El taller de coro ha sido una experiencia que repetiría sin dudarlo».

                                                                                                                                                        Julio Diez

 

«Para mí, el Coro de Nueve y Cuarto siempre supone remanso de paz, y así lleva siendo desde el momento en que llegué. Este fin de semana, he vuelto a reafirmarlo por supuesto, añadiendo más sentimientos y sensaciones.

A través de la música, de esas letras tan sentidas y con tanto significado y fondo, y a través de unos compañeros y compañeras maravillosos con los que no puedes sino dar gracias, este taller te transporta y te acerca un poco más a ese sitio en el que te encuentras con Dios, le miras frente a frente y te dejas llevar. Conversas cantando tus preocupaciones, dudas, alegrías, tristezas, tus debilidades, limitaciones, aquello que nos acongoja y sólo con Él sentimos la libertad de expresar.

Y entonces, una vez que lo expresas, dejas al descubierto todo lo que llevas dentro, y Él canta contigo y te canta a ti, mientras te sana, te abraza, y te sientes querido. Y no hay mejor sensación que la de saber que pase lo que pase, siempre está conmigo, y siempre voy a poder mostrarme tal cual soy, mientras la música nos une y me enseña a seguir el camino que debo recorrer».

                                                                                                             Xjoylin T. Egües Torres (Ñoñi)

 

X