El padre Sosa celebra la Ascensión en Valladolid

Arturo Sosa visita Villagarcía, “todo un mito” del que tenía noticias en Venezuela
14 mayo, 2018
Renovamos la web de la PAL
15 mayo, 2018

Este domingo de la Ascensión ha sido un domingo celebrado de manera muy especial en Valladolid. El Padre General, Arturo Sosa, ha presidido la eucaristía de 21.15h. Una misa concelebrada por una veintena de jesuitas en una iglesia del Corazón de Jesús llena de gente. La mayoría, fieles a la celebración dominical presidida por Gérar Villar y Roberto Otero. Y muchos, acudieron a la llamada de acompañar en un día tan especial a la comunidad jesuita de la ciudad que recibía al Padre General en su primera visita a España tras su elección en 2016.

Una jornada de encuentros por la provincia: con la comunidad de Villagarcía de Campos, con jesuitas de otras provincias y con el cardenal Ricardo Blázquez en el Palacio Arzobispal.

Una jornada de encuentros por la provincia: con la comunidad de Villagarcía de Campos, con jesuitas de otras provincias y con el cardenal Ricardo Blázquez en el Palacio Arzobispal. Mensajero de los desafíos de la Compañía de Jesús para el futuro tras la Congregación 36, recogía al final del día, en la homilía de la Eucaristía de 21,15h,  su respuesta de fe ante la Ascensión: “Es confirmar nuestra fe en Cristo, Jesús de Nazaret encarnado, dedicado a hacer el bien, crucificado y resucitado. Es confirmar nuestra comunión con Él que da sentido a nuestra vida de entrega cristiana en la que somos testigos de la nueva vida. Y es recordar la plena responsabilidad que tenemos sobre la historia humana y la creación”.

Las instituciones que conforman esta PAL estaban todas representadas. Así en el momento de las peticiones-ofrendas cada una ofrecía su compromiso y su contribución a la misión común de la Compañía de Jesús en una PAL que se siente parte de la iglesia local, con presencia en realidades de la migración, apostando por la ecología y volcada el anuncio del Evangelio en el ámbito de la enseñanza y su labor editorial. “Las cuatro paredes de esta casa en Ruiz Hernández acogen y acompañan la experiencia personal y comunitaria de tantas personas que a través de los diferentes grupos tratan de vivir, formar y compartir su fe”. Por cada petición, un miembro de las instituciones jesuitas llevaba una vela junto a las tres grandes fotografías que recogen la imagen de mayor presencia en esta PAL: enseñanza, espiritualidad y MAGIS.

Ver fotografías en este enlace.

X