Come Sano pone el foco en la visión humana del mundo en tiempos difíciles

El confinamiento y la relación vital con los huertos
29 abril, 2020
El vídeo Tu Palabra pone música a la desescalada #encasaconDios
11 mayo, 2020

La Cooperativa Come Sano Come Justo vive este tiempo de confinamiento por el Covid-19 con gratitud y servicio. Gratitud por el apoyo y la fidelidad mostrada por amigos y clientes que en estos momentos tan delicados mantienen sus vínculos. Y servicio, porque el esfuerzo para seguir ofreciendo los mismos servicios de la mejor manera posible, a pesar de las dificultades, ha sido máximo.

El compromiso de la cooperativa es con las personas. Mercedes y Sarama se han acercado a algunos clientes confinados e impedidos por la edad y el riesgo, productos de consumo diario. Como reconoce Pedro Piedras en una carta a la comunidad que integra esta cooperativa «nuestro proyecto está llamado a ofreceros no sólo productos ecológicos y de comercio justo sino a vincular esos productos a una visión más humana del mundo y, estos días difíciles, todos estamos dando una pequeña lección de humanidad».

Día a día, «hemos compartido vuestras preocupaciones, vuestros esfuerzos, vuestras expectativas, en ocasiones, también vuestro dolor», explica. «Y viceversa».

«Cuando esto acabe, nuestros vínculos serán aún más sólidos y más sólida será también nuestra esperanza en construir entre todos un mundo mejor».

Pedro Piedras propone sacar alguna lección de esta crisis tan terrible: «Lo mucho que nos necesitamos unos a otros. Desde estos días, el ideal que dio a luz a Come Sano Come Justo es un poco más de todos nosotros».

 

X