Reconocen buenas prácticas de Cristo Rey y San José

Mesa para compartir
6 mayo, 2018
Arturo Sosa visita Villagarcía, “todo un mito” del que tenía noticias en Venezuela
14 mayo, 2018

Los colegios Cristo Rey y San José han tenido hoy un lugar muy destacado en el VII Concurso de Buenas Prácticas Educativas, premios concedidos por las Escuelas Católicas en la Facultad de Educación de la Universidad Pontificia de Salamanca. En el acto de entrega, el Instituto Politécnico ha recibido el tercer premio con su actividad ‘Proyecto integral: cuidado de la casa común’, dotado con 500 euros. Mientras que el colegio San José ha quedado finalista con su trabajo ‘Poesía escondida’.

El jurado destaca las temáticas innovadoras impartidas en formación profesional, o en relación con el fomento de la cultura emprendedora, de enseñanzas artísticas, de idiomas y musicales. También destaca sus métodos innovadores que fomenten la participación de los alumnos en metodologías activas y cooperativas. Y un tercer aspecto valorado es el impulso al desarrollo emocional y social dentro del aula, el trabajo en valores y el plan de convivencia. Entre estos tres elementos se construyen los proyectos premiados.

La encíclica del Papa Francisco Ludato Si´ inspiró el Proyecto integral: cuidado de la casa común de Cristo Rey. Los profesores de 1º y 2º de distintas asignaturas y módulos de Formación Profesional Básica buscaron a través de metodología innovadora – learning by doing, gamificación, aprendizaje cooperativo y trabajo por proyectos – motivación, interés, conciencia de grupo de su alumnado y sobre todo, una mayor sensibilización en el cuidado de la tierra. Las asignaturas de Ciencias, Lengua, Electricidad, Fabricación Mecánica conformaron un engranaje donde los alumnos han elaborado informes, murales y talleres para desarrollar sus competencias personales (valores) y profesionales moviendo a su aplicación en la vida real; a mejorar el manejo de herramientas informáticas a alumnos acostumbrados al uso del móvil para plataformas sociales; desarrollar sus habilidades manuales creando maquetas que se muestran públicamente en la EXPO Colegial.
“El objetivo de este proyecto”, explicó Jose Antonio Salas en la entrega de premios, “es intentar relacionar el trabajo de taller con los contenidos teóricos, con una iniciación al aprendizaje por proyectos y que además se enmarcara dentro del espíritu de la educación jesuita. Necesitábamos para estos alumnos más actividades variadas, nuevas tecnologías porque si trabajan con ellas están más motivados”, comentó.
José A. Salas, Margarita Balsa, Demetrio Martín, José Luis Ares, Noelia Oliva, José Antonio Calvo, Javier Calzón, Francisco Javier Puerta, Pablo Bravo y David Hernández han trabajado este gran proyecto.
En San José el proyecto Poesía escondida tenía el objetivo de que los alumnos mayores fueran responsables de un grupo de trabajo cooperativo con escolares de 1ºESO. El taller pretendía  unir el arte de expresar con el trazo y dibujar con la palabra. La profesora de Literatura de Bachillerato, Marta Mariscal, y el de Dibujo de la ESO, Rafael González, establecieron con el primero curso de la ESO esa coordinación necesaria. Con este trabajo, los libros ya leídos y con la intención de ser desechados, se rescataban. “Queremos que el libro tenga una nueva utilidad. Que cada página de ese libro transmita un nuevo mensaje, o incluso que de ella extraigan una poesía. Que esa poesía sea ilustrada para una mejor comprensión y una muestra de belleza artística”.

X