Un conflicto armado de 20 años hiriendo a los congoleños.  Tres millones de desplazados. Y en este contexto el Servicio Jesuita al Refugiado presta atención a los más vulnerables en el centro de 20.000 refugiados de Masisi, especialmente a las niñas y las jóvenes. Su extrema vulnerabilidad ante los abusos y violencia que sufren, y con ello, su exclusión de las escuelas que las aleja de aprendizajes y hábitos de cuidado de la salud e higiene personal. Y sobre esta labor se ha detenido el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid. Y a través de Entreculturas ha hecho entrega un cheque de 3.500 euros para apoyar esta tarea.

Es el fondo de la Obra Social 2018 del Colegio Oficial de Farmacéuticos que hará posible ese proyecto humanitario “Salud e higiene
femenina para niñas y jóvenes refugiadas en Masisi, en la República Democrática del Congo” que desde Entreculturas se apoya. Será durante el primer semestre del año. Se hará realidad en forma de talleres formativos  para niñas, adolescentes y sus familias, sobre asuntos tan fundamentales en la zona como son la prevención de enfermedades y los cuidados básicos de las mujeres. También se distribuirán kits higiénicos con contenidos elementales como jabones, medicamentos o soluciones para la menstruación.