De la Operación Kilo a la Operación kiloWATIO. En el colegio San José, los cursos de Infantil y Primaria participan en la tradicional campaña de Navidad Operación Kilo. Los alumnos y alumnas de ESO y de Bachillerato, la campaña Operación KiloWATIO, una acción de sensibilización y solidaridad frente a la pobreza energética. El pasado mes de noviembre, una noticia en El País movió al equipo de Pastoral a reorientar la tradicional campaña de Navidad entre los escolares: Más de cinco millones de personas declaraban, en 2016, ser incapaces de mantener su casa entre los 18 y los 21 grados en invierno, la temperatura adecuada para la vida, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, por falta de recursos. Seguía el artículo advirtiendo de que esa pobreza energética ha crecido en un 22% desde 2014, y que afecta a familias en riesgo de exclusión social y ciudadanos con salarios que no les permiten pagar las facturas. Como consecuencia no pueden  mantener caliente el hogar o cocinar los alimentos.

Ante esta realidad, el replanteamiento en las etapas de ESO y Bachillerato de la campaña tiene dos objetivos: “Acercarnos a conocer esta realidad que muy probablemente nos puede quedar un poco lejana; y segundo, poder aportar alguna cantidad económica al proyecto de Cáritas”, explica Roberto Otero, coordinador de Pastoral, en la carta a los padres y tutores. Antes de ponerla en marcha, acudieron a Cáritas para aterrizar en la realidad de Valladolid. Una vez diseñada con las acciones concretas, la campaña ya ha comenzado. Los alumnos de 1º de Bachillerato han recibido a Loli y Goyo, representantes de la ONG, durante la clase de Economía. Han conocido de primera mano la realidad de aquellas personas que sufren “procesos de empobrecimiento” y se enfrenta a la imposibilidad de calentar su propia casa.

En clase de Economía abordarán esta realidad a través de otras actividades. Los días 19 y 20 de diciembre, los cursos de ESO trabajarán por proyectos sobre el tema de Energía y Ecología, y alguna de las actividades programadas para cada curso se vinculará a la Operación kiloWATIO.

La campaña es la oportunidad de abrir ese diálogo que profundice en el conocimiento de la realidad, en el compromiso personal y en las respuestas que se pueden dar.  En este tiempo seguirán interpelándose en ¿cómo poder echar una mano? Estos días la principal respuesta es realizar una pequeña aportación económica en las huchas colocadas en el aula -custodiadas por el tutor- y otra en la entrada principal del colegio, junto al Belén.