La Compañía de Jesús y las Hermanas del Niño Jesús han tomado la decisión de integrar la comunidad educativa del Colegio Niño Jesús en el Colegio San José, a partir del curso 2018-2019. Ambas desean garantizar la continuidad de un proyecto educativo consolidado por su vocación educativa, de inspiración cristiana, y por su pedagogía integradora de niños y niñas con necesidades educativas especiales.

En 1989 el Colegio Niño Jesús fue reconocido como Centro de Integración de Niños con Déficit  Sensorial Auditivo y su larga experiencia ha contado siempre con el respaldo de las familias y de la sociedad vallisoletana. Ambas instituciones consideran esta unión beneficiosa para las familias y alumnos porque se garantiza la prestación del mismo servicio educativo de calidad y se mantiene una oferta adecuada para familias de identidad católica. Una unión concebida como un proyecto integrador y motivada por la necesidad de reorganización interna de la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús y la realidad demográfica de la ciudad. Juntas inician un proceso abriendo todos los cauces para que las familias estén informadas y se sientan acogidas.

La continuidad del proyecto y modelo educativo del Colegio Niño Jesús está garantizada en su totalidad. 21 trabajadores, docentes y no docentes, y el alumnado -154 escolares- se podrán integrar por completo en el Colegio San José. Sus alumnos continuarán el próximo curso con su plan de estudios normalizado, con unas instalaciones adecuadas al proyecto innovador que necesitan para desarrollar sus capacidades y cubrir sus necesidades educativas.

El Colegio Niño Jesús confía plenamente en el Colegio San José y la Compañía de Jesús para que asuman con garantías el reto al que se enfrentan. No en vano, la Compañía de Jesús y las Hermanas del Niño Jesús comparten un proyecto común y el sentido de una educación para el crecimiento integral de la persona de acuerdo con los principios y visión humana y cristiana de la vida.

Actualmente, el colegio jesuita se encuentra inmerso en un proceso de innovación pedagógica importante, si bien este paso representa una gran oportunidad para  responder a su vocación integradora de la diversidad y abrir sus espacios a nuevas realidades que enriquecen y engrandecen desde otras sensibilidades su proyecto educativo, según confirma el representante de la Compañía de Jesús en el centro, Roberto Otero SJ.  Esta acción requiere de un esfuerzo en muchos aspectos como son la adecuación de sus espacios y la incorporación de pedagogías de atención a escolares con dificultades, prácticas que aportarán los profesores del equipo del Colegio Niño Jesús gracias a su larga experiencia en este campo. Todo ello sólo es asumible gracias a la colaboración de todos y cada uno de sus miembros.  “Somos conscientes de que supondrá cambiar muchas cosas, en la cabeza y en el corazón”, argumenta el director del colegio, Carlos Entrambasaguas, “y estamos convencidos de la capacidad para asumir el futuro”.

De este modo, el Colegio San José de Valladolid integrará las unidades educativas concertadas de Infantil y Primaria del centro Niño Jesús a las 25 ya existentes en estas dos etapas y las dos unidades de Apoyo a la Integración. También el claustro se incrementa en número de profesores.

El Colegio Niño Jesús es un centro de Educación Infantil y Primaria fundado en 1968 en Valladolid por la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús y reconocido desde 1989 como Centro de Integración de Niños con Déficit Sensorial Auditivo. Además, este centro educativo vallisoletano acoge a niños con otras dificultades de lenguaje y niños procedentes de minorías étnicas, que reciben un apoyo específico.

El Colegio San José forma parte de la Delegación de Educación de la Compañía de Jesús,  Educsi, que cuenta con 70 centros educativos no universitarios en 31 ciudades de todo el país. A ella pertenece también el Instituto Politécnico Cristo Rey de Valladolid.

La integración entre ambos centros permitirá continuar, aumentar y reforzar el proyecto que el Colegio Niño Jesús comenzó hace casi 50 años, basado en los valores de una enseñanza flexible, atenta a su entorno y teniendo en cuenta las características y aptitudes de cada alumno. También se mantendrá el equipo docente responsable, preparado y en continuo desarrollo. Sus alumnos podrán recibir esta formación con el mismo clima de respeto y acogida en el Colegio San José.