Un rap, un poema, una canción y unos minutos de silencio para recordar, 28 años después, la muerte de los seis jesuitas asesinados en El Salvador y de dos mujeres. Una gran comunidad de Valladolid rinde homenaje a su memoria junto al monolito levantado en la calle Martín Abril, en especial de Segundo Montes y Ignacio Martín Baró, pues los dos nacieron aquí. Aquí vive la hermana de uno de ellos, Alicia Martín Baró. Aquí la Fundación Segundo y Santiago Montes cumple el sueño de mantener vivo el legado del jesuita. Aquí hay un colegio con el nombre de Ignacio. Y aquí el Comité Oscar Romero da sentido cada año al significado de la placa: “Murieron por sus ideales, justicia, libertad y paz en San Salvador el 16-11-1989”. 28 años de historia y la gratitud es grande por ese legado que aquí, en Valladolid, sigue vivo.

Los escolares del colegio Ignacio Martín Baró dedican sus poesías al jesuita. “Ignacio y Spiderman son héroes de verdad porque ayudan a la gente que lo está pasando mal”….. Y cierra el rap de Nacho: “Muchos recados nos dejó, ayudó…muchas personas enseñando como profesor….” (minuto 9’17”). Después unas palabras de Alicia para mostrar su esperanza ante una buena noticia, la extradición a España de uno de los asesinos de su hermano. “Tenéis que estar cansados de mi”, dice ella, “después de tanto tiempo”. Termina su agradecimiento y entre todos recuerdan a los mártires con la canción de Solidaridad. “Llegar a ser la voz de los humildes, descubrir la injusticia y la maldad, denunciar al injusto y al malvado, es solidaridad”….