Gerar

Movimientos hacia un encuentro auténtico y verdadero. Con la Cuaresma ya avanzada la invitación va encaminada “al desprendimiento de actitudes que no ayudan a encontrarse con Jesús y al desplazamiento del punto de mira de lo superficial a lo esencial; del qué al quién”. Gerar Villar Sj reflexionó de lo que ayuda “más y mejor” para seguir a Jesús. Una charla en la iglesia de los jesuitas en la que se centró especialmente en dos personajes del Nuevo Testamento que se sintieron transformados y que captaron lo esencial. Su disertación fue ese paso previo a la celebración del sacramento de la reconciliación que se centró en los ejemplos del buen samaritano y de María de Betania para “recuperar” lo importante y desprenderse de lo que impide.

Tanto el samaritano como María  optaron por actitudes que dicen mucho en este seguimiento a Jesús. Para Gerar muestran cinco claves de las que se puede aprender. La primera es que invitan abrir los sentidos, a prestar atención a lo esencial y a poner la vida en juego. A escuchar y ver lo importante. El samaritano rescató al herido en el camino y Maria se sentó a los pies de Jesús en su escucha mientras Marta se afanaba en trabajar para agasajarle. Actitudes “enfrentadas” a los demás personajes y que responden a su flexibilidad  y capacidad de renuncia a su propio deseo, como segundo gesto a aprender. A su disponibilidad incondicional. Para Gerar, la tercera actitud, el hecho de dar prioridad al tiempo presente. Al ahora. Una respuesta que surge desde la capacidad de ir a contracorriente por amor. “Buscan lo esencial” -cuarta actitud-. Dos historias jalonadas de actitudes inspiradas en el amor sin recompensa ninguna (5). Gratuidad que busca lo esencial y saca la mejor parte de cada uno.