José María Rodríguez Olaizola recogió el pasado miércoles el premio concedido por la revista de información social y religiosa alandar a Rezandovoy “por acercar la oración a la vida cotidiana de miles de personas”. Con este premio, que también fue concedido a la teóloga Marifé Ramos, a la Comunidad de Sant´Egidio y al cantautor Álvaro Fraile, la revista reconoce la labor de personas y colectivos que “trabajan día a día en la construcción de un mundo mejor y más justo, por una Iglesia más abierta y por una fe más cercana a la realidad de las personas y la sociedad”. Rezandovoy recibió el alandar joven, un premio instituido hace un año, porque propone a través de internet una oración diaria de unos 12 minutos de duración con alguna de las lecturas del día y música para aprovechar los tiempos de transporte en la sociedad urbana o para ofrecer un espacio de calma y tranquilidad en el ajetreo diario. “Los números hablan por si solos, más de 350.000 descargas diarias, más de 130.000 dispositivos con la aplicación propia instalada y los número aumentan cada día. Un encuentro con Dios en lo cotidiano”. Cuando Olaizola recogió el diploma y la figura de una tortuga, imagen de la revista, se mostró agradecido por el reconocimiento de la labor de un gran equipo de voluntarios cuya colaboración desinteresada hace realidad el objetivo de acercar la oración a través de internet.

Los otros tres premios se entregaron a Marifé Ramos, laica, madre de familia, teóloga “que trata de eliminar el velo patriarcal que cubre a la teología y a la Iglesia. Desde lo cercano y lo cotidiano continúa trabajando cada día por la atención pastoral en zonas pobres y alejadas”; a la Comunidad de Sant´Egidio por su implicación con los refugiados y su acogida con el desarrollo de corredores humanitarios, desde la guerra del Líbano a sus intentos en Siria en la actualidad; a Álvaro Fraile, cantautor, “referencia en la música comprometida con la sociedad de hoy en día”. Después de publicar Tiempo de Sol y Nos sobran las nubes, donde dejaba entrever su fe en algunas canciones y colaboraciones con artistas de la talla de Migueli, sacó el disco en directo SolFeAndo, donde canción tras canción abre su corazón para convertir sus temas en himnos de las nuevas generaciones de creyentes.

Los premios alandar llevan décadas entregándose a personas comprometidas en el ámbito eclesial y social como José Antonio Pagola, Mari Patxi Ayerra, José Arregi, José María Díez-Alegría o José Luis Cortés; congregaciones como las Religiosas Adoratrices y su Proyecto Esperanza o las Carmelitas de la Caridad Vedruna; instituciones como Justicia y Paz o el Col·lectiu de Dones en l’Església… además de personas que, a través del arte y la canción, también ejercen su compromiso, como Luis Guitarra, Migueli, el grupo Anawim o el cantautor Rafa Sánchez con el proyecto Fábrica de Canciones.