Los Círculos del Silencio vuelven a la plaza Fuente Dorada. Mañana viernes, a las 20h., miembros de Red Incola, de Entreculturas y de CVX recordarán a los vallisoletanos por qué momento pasan muchos migrantes y refugiados.El lema de este día, ¡Paren la guerra! No quiero ser refugiado, está inspirado en las declaraciones de Kinan Masalmeh, un niño Sirio de 13 años, mientras esperaba en Budapest un tren con el resto de su familia: “Ayudad a los sirios. Los sirios necesitamos ayuda ahora. Parad la guerra en Siria y no iremos a Europa. Sólo parad la guerra en Siria. Sólo eso”.

El manifiesto que se leerá mañana recordará que casi medio millón de personas han cruzado el Mediterráneo desde principios de año, y durante 2015 han muerto en el intento más de 2.500 personas y que cada día, unas 3.000 personas intentan cruzar las fronteras de Europa. “Mientras se construyen vallas y se endurecen los sistemas fronterizos, la población continúa huyendo de conflictos bélicos que ponen en riesgo su vida y la de sus familias. No hay muros que puedan frenar el derecho de las personas a encontrar un sitio seguro donde vivir”, reza el manifiesto.

El pasado domingo, la iglesia del Corazón de Jesús se hizo eco de la iniciativa de la Conferencia Episcopal de coordinar el apoyo futuro a los refugiados a través de Cáritas. Esta institución reunirá y coordinará los pasos de otras ONG´s ante la posible llegada de refugiados sirios, tal y como tiene prevista la UE.